Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Alrededor de 70 investigadores participan cada verano en las excavaciones del yacimiento valenciano.Alrededor de 70 investigadores participan cada verano en las excavaciones del yacimiento valenciano. (CENIEH)
Fósiles humanos descubiertos en la Cova de Bolomor (Tavernes de la Valldigna, Valencia) durante la campaña de excavaciones 2016.Fósiles humanos descubiertos en la Cova de Bolomor (Tavernes de la Valldigna, Valencia) durante la campaña de excavaciones 2016. (CENIEH)

Descubren nuevos fósiles humanos en la Cova de Bolomor (Valencia)

La última campaña de excavaciones en la Cova de Bolomor, yacimiento situado en Tavernes de la Valldigna (Valencia), que codirige Ruth Blasco, investigadora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), ha proporcionado cuatro fragmentos de parietal humano y el primer bifaz documentado en toda la estratigráfica de este yacimiento.

Los cuatro fragmentos de parietal humano, confirmados por el equipo del Centro Mixto UCM-ISCIII de Investigación sobre la Evolución y Comportamiento Humanos de Madrid, se unen al conjunto de restos fósiles humanos previamente documentados en Bolomor. El bifaz que se ha hallado está elaborado en caliza micrítica y es único en toda la secuencia.

Se abren así nuevas perspectivas en la investigación del yacimiento con la realización de estudios paleogenéticos para ver las relaciones de filogenia de los grupos humanos neandertales y preneandertales en la península ibérica. Por ello, ya se ha iniciado una colaboración con el departamento de Genética Evolutiva del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology de Leipzig, en Alemania.

Además, este año se han realizado muestreos para el análisis polínico con el equipo del departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Murcia, y para dataciones, con métodos que combinan luminiscencia, resonancia paramagnética electrónica y paleomagnetismo, tanto por la Universidad de Adelaida (Australia) como por el CENIEH.

Este yacimiento valenciano, con una cronología parecida a los yacimientos de Galería y Gran Dolina en la sierra de Atapuerca (Burgos), destaca por preservar una de las evidencias más antiguas de uso controlado de fuego en Europa. Hasta el momento se han registrado quince hogares, algunos de ellos con una cronología en torno a 230.000 años.

Las excavaciones en este yacimiento se desarrollan sistemáticamente desde 1989 bajo la dirección de Josep Fernández Peris, y ahora las codirigen también Pablo Sañudo y Ruth Blasco.

 

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad