Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Balance de la campaña de excavaciones en la sierra de Atapuerca 2014Balance de la campaña de excavaciones en la sierra de Atapuerca 2014 (Fundación Atapuerca)
Balance de la campaña de excavaciones en la sierra de Atapuerca 2014Balance de la campaña de excavaciones en la sierra de Atapuerca 2014 (Fundación Atapuerca)

Balance de la campaña de excavaciones en la sierra de Atapuerca 2014

Julio 2015

El pasado 25 de julio Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, codirectores del Proyecto Atapuerca, junto a Alicia García, consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, daban a conocer los resultados de esta última campaña de excavaciones. Les acompañaban en esta ocasión el Rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo Villar, y Martín Almagro Gorbea, de la Real Academia de la Historia.

Del yacimiento de la Sima del Elefante, destaca el hallazgo de una lasca de sílex neógeno que confirma la presencia humana en la sierra hace 1,3 millones de años.

En Galería, la campaña se ha centrado en la unidad GIIIb, datada en 260.000 años, donde se han recuperado restos faunísticos que pertenecen principalmente a ciervos y caballos, y también a carnívoros. En cuanto a la industria lítica, se han hallado lascas de sílex neógeno, utilizadas para descarnar animales, y bases naturales de cuarcita, usadas como percutores para romper huesos y/o retocar las herramientas.

En cuanto al yacimiento de Gran Dolina se ha trabajado en su nivel superior (TD10) y en uno inferior (TD04). El nivel TD10 se caracteriza por presentar las mayores concentraciones de restos arqueológicos documentados hasta ahora en Atapuerca. La unidad que se ha excavado contiene una gran colada de bloques calizos, y se han recuperado instrumentos líticos. En ella se descubre un nuevo taxón predominante: el caballo. En el nivel TD4, de aproximadamente 1 millón de años, se han hallado restos de osos de la especie Ursus dolinensis, multitud de astas de desmogue de cérvidos (gamos), y restos de algunos ungulados que cayeron accidentalmente en la cueva. Pero quizás una de las piezas más espectaculares recuperadas durante esta campaña corresponde a una mano y un pie de jaguar (Panthera gombaszoegensis) parcialmente en conexión anatómica. También, se han descubierto herramientas de sílex que seguramente sirvieron para procesar las carcasas de los animales muertos por esta trampa natural.

En la Sima de los Huesos han seguido produciéndose hallazgos de fósiles humanos. Entre los restos recuperados hay fragmentos de esqueleto postcraneal, como costillas, vértebras, un húmero y coxal, así como huesos de manos y pies. Es destacable la recuperación de fragmentos craneales que los investigadores piensan que podrían pertenecer a cráneos actualmente en reconstrucción, y que podrían aportar información valiosísima sobre la morfología de los humanos de la Sima. También destaca el hallazgo de un incisivo humano muy gastado que correspondería a un individuo de avanzada edad.

En el yacimiento de la Galería de las Estatuas se han recuperado restos de fauna y piezas de industria musteriense, la propia de los neandertales. La cronología de los niveles superiores se sitúa en torno a los 45.000-50.000 años, según recientes dataciones por radiocarbono.

En el Portalón de Cueva Mayor se han finalizado los trabajos de excavación de los niveles calcolíticos iniciados en la campaña de 2012, documentándose un contexto funerario con inhumaciones acompañadas de elementos de ajuar como recipientes cerámicos, industria lítica y ósea, animales domésticos, objetos de adorno y abundantes hogueras. Este año se han comenzado a excavar niveles neolíticos y, paralelamente, se han excavado niveles de época romana, donde se ha descubierto un elemento de los juegos de azar de la época: un dado de hueso, con sus seis caras numeradas.

En la cueva de El Mirador la excavación se ha centrado en un sepulcro colectivo calcolítico (de alrededor de 4.600 años de antigüedad), que se viene interviniendo en los últimos años. Hasta la fecha se han documentado los restos de un mínimo de 23 individuos, depositados en una pequeña cámara natural, acompañados de un reducido número de objetos: cuencos hemisféricos lisos, candiles de ciervo fracturados y valvas de conchas fluviales. Durante esta campaña se han localizado un total de 9 cráneos, lo que confirma la práctica de apartar los huesos de mayor tamaño y volumen hacia el perímetro, para dejar libre el espacio central del sepulcro para nuevos cadáveres.

En el asentamiento al aire libre de Fuente Mudarra, se han recuperado cientos de restos que indican que en este lugar se realizaban labores de manufactura de instrumentos líticos de sílex y cuarcita hace 50.000 años. El hallazgo de un posible hogar, de herramientas in situ y de un pequeño fragmento de hueso invita a pensar que este yacimiento puede darnos muchas claves sobre el modo de vida de los neandertales en aquella época.

Finalmente, el equipo dirigido por la Dra. Gloria Cuenca de la Universidad de Zaragoza, que se instala en las orillas del río Arlanzón a su paso por Ibeas de Juarros para lavar y triar todo el sedimento originado en los yacimientos de la sierra ha descubierto un cráneo casi completo de un hámster extinto y de un desmán (especie de topo semiacuático) de hace cerca de 450.000 años.

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad