Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Cova dels Tritons (Senterada, Lleida)Cova dels Tritons (Senterada, Lleida) (IPHES)

Neandertales et alii

El Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) promueve una investigación que tiene como objetivo ampliar los conocimientos sobre Homo neanderthalensis: su ecología, su competencia por los recursos frente a otras especies, su comportamiento social, su capacidad cognitiva, su capacidad de organización y de previsión, etc. Para llevar a cabo esta investigación general, los miembros del IPHES iniciaron, incluso antes de la creación del Instituto, numerosos proyectos encaminados a ese objetivo mediante el análisis de un grupo amplio de yacimientos situados en diferentes regiones con características singulares, desde Cataluña hasta Galicia. Uno de estos proyectos investiga un pequeño desfiladero en el prepirineo de Lleida un ámbito que los arqueólogos que allí trabajan describen como “marginal”. En estas páginas ya hemos informado con anterioridad del avance de los trabajos en la Cova de les Llenes; ahora es el turno de otro cubículo sito en el mismo valle, Cova dels Tritons. Esta pequeña cavidad, usada habitualmente por las hienas de las cavernas durante el Pleistoceno, también ha conservado restos de actividad antrópica representada por herramientas de piedra, lo que nos habla de la competencia de los neandertales y las hienas por los recursos.

De otro aspecto de la vida de los neandertales nos habla un segundo yacimiento, la Cova de les Teixoneres en Moià (Barcelona). La campaña de este verano ha permitido el descubrimiento de una serie de objetos líticos apuntados que indican, probablemente, la actividad cinegética de las poblaciones del Paleolítico medio.

Por último, el descubrimiento más intrigante se ha producido este verano en el Abric Romaní (Capellades, Barcelona). Allí se ha descrito un agujero de 40 x 30 x 10 cm cavado por los neandertales en el suelo del nivel Q. Está rodeado de numerosos hogares y fragmentos de bloques de piedra rotos por el fuego, y podría haber servido, según sus descubridores, para calentar agua.

*Et alii: Y otros

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad