Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Restos de pequeños vertebrados susceptibles de ser radiodatados con la nueva técnica. Restos de pequeños vertebrados susceptibles de ser radiodatados con la nueva técnica. (Juan Rofes)
En la figura se presenta la calibración y modelos Bayesianos de las tres dataciones de pequeños mamíferos de Bourges (Francia). En la figura se presenta la calibración y modelos Bayesianos de las tres dataciones de pequeños mamíferos de Bourges (Francia). (Cortesía de Sophie Cersoy)

Dataciones radiocarbónicas de huesos diminutos gracias a una nueva técnica y a nuevos equipos

Agosto 2017

Los tejidos duros (por ejemplo, hueso, diente, asta o marfil) hallados en el registro fósil tienen un gran potencial informativo, relevante para disciplinas como la arqueología, la paleoecología, la historia del arte o la tecnología. Puesto que pueden identificarse a nivel de especie y radiodatarse, estos restos resultan claves para establecer cronologías arqueológicas, reconstrucciones paleoambientales o procesos histórico-biogeográficos de los últimos 50 mil años. La llegada de la espectrometría de masas con aceleradores (AMS, del inglés Accelerator Mass Spectrometry) revolucionó el campo de la arqueología, pero las dataciones rutinarias con AMS aún requieren de 60 a 200 mg de hueso, cantidad que excede con mucho el volumen óseo de muchos pequeños vertebrados (mamíferos, anfibios, reptiles, etc.) o de ciertos restos especialmente valiosos (por ejemplo, huesos de homínidos o artefactos de hueso trabajado).

En un artículo en el que ha participado Juan Rofes (del Equipo de Investigación de Atapuerca en el Museo Nacional de Historia Natural de París, Francia), se presentan las primeras dataciones radiocarbónicas obtenidas para cantidades ínfimas de hueso (3-60 mg), usando un Mini Carbon Dating System (MICADAS). Este artículo, encabezado por Sophie Cersoy (del Museo Nacional de Historia Natural de París, MNHN), acaba de ser publicado en la prestigiosa revista multidisciplinaria Scientific Reports, del grupo Nature.

Un protocolo optimizado permitió extraer colágeno suficiente para producir entre 0,2 y 1,0 mg de carbón para los objetivos de grafito. La técnica fue probada en muestras de edad conocida, con dataciones de hasta 40 mil años, y los resultados fueron positivos, demostrando su efectividad. Posteriormente, el método fue aplicado a huesos aislados de pequeños mamíferos provenientes de dos yacimientos arqueológicos franceses: Bourges (Edad del Hierro) y Peyrazet (Magdaleniense superior). Ambas dataciones resultaron ser muy coherentes con la estratigrafía y con dataciones radiocarbónicas previas. Estos resultados abren el camino para la datación rutinaria de huesos diminutos y/o de gran valor patrimonial.

Referencia bibliográfica:

Cersoy, S., et al. (2017). Radiocarbon dating minute amounts of bone (3-60 mg) with ECHoMICADAS. Scientific Reports (NPG) 7. https://doi.org/10.1038/s41598-017-07645-3

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad