Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Neo, el cráneo de Homo naledi descubierto en la cavidad Lesedi. Neo, el cráneo de Homo naledi descubierto en la cavidad Lesedi. (John Hawks/ Universidad de Witwatersrand (Wits))
Referenciado en

Primeras dataciones de la especie "Homo naledi"

Mayo

La revista científica eLife ha publicado recientemente los resultados de un trabajo multidisciplinar que desvela que Homo naledi vivió hace entre 236 mil y 335 mil años en Sudáfrica. Los métodos de datación utilizados para este estudio han sido la luminiscencia, el paleomagnetismo, la resonancia paramagnética electrónica (ESR) y el uranio-torio, que han permitido determinar una cronología fiable para esta especie humana descubierta por el paleoantropólogo estadounidense Lee Rogers Berger.

Homo naledi fue descrito en 2015 a partir de 1.500 restos óseos pertenecientes a quince individuos de edades diferentes encontrados en la cámara Dinaledi de la cueva Rising Star, a 50 kilómetros de Johannesburgo (Sudáfrica). Desde su descubrimiento, se han formulado varias hipótesis sobre su antigüedad basadas principalmente en la morfología arcaica de los restos, de las cuales la más aceptada proponía una edad para Homo naledi de hasta 2 millones de años. Sin embargo, las dataciones revelan una fecha mucho más reciente, y concluyen que son más modernos que los homínidos de la Sima de los Huesos de la sierra de Atapuerca. “Es muy difícil pensar que estas poblaciones, con rasgos tan primitivos, especialmente por su capacidad craneal, hayan podido evolucionar manteniendo unas características así hasta hace relativamente poco”, declaraba Eudald Carbonell al diario ABC el pasado 10 de mayo.

En este artículo, que encabeza el profesor Paul Dirks de la Universidad James Cook (Australia), han participado investigadores de otras instituciones australianas, estadounidenses, sudafricanas y del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) de Burgos, en cuyos laboratorios Mathieu Duval (de la Universidad Griffith, Australia) desarrolló parte de este trabajo.

Referencia:

Dirks, P., et al. (2017). The age of Homo naledi and associated sediments in the Rising Star Cave, South Africa. eLife; 6:e24231. http://dx.doi.org/10.7554/eLife.24231

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad