Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Equipo científico de la campaña 2016 en Eritrea. Equipo científico de la campaña 2016 en Eritrea. (IPHES)

Eritrea, un lugar clave en la evolución humana

Diciembre 2016

Desde 2012, un equipo de científicos españoles y eritreos está trabajando bajo la codirección de Bienvenido Martínez-Navarro y Eudald Carbonell (IPHES) en la cuenca de Engel Ela-Ramud, en la depresión de Danakil, Eritrea, en el límite norte de la región del Afar. Está a menos de 500 kilómetros de donde hace más de 40 años se encontró a Lucy, la famosa Australopithecus afarensis. Debido a su localización, en territorio militar, este lugar no se conoció hasta que un grupo de geólogos de la Universidad de Florencia lo visitó en 2010. Hasta el momento se han realizado cuatro pequeñas campañas de excavación, con un total de 40 días de campo. En este tiempo se ha recuperado una gran cantidad de restos de fauna de macrovertebrados que abarcan cronologías que van desde el Mioceno superior hasta el Pleistoceno medio, es decir, entre hace 6-7 millones de años y 200-300 mil años. También se ha obtenido una importante colección de industria lítica con una antigüedad que podría llegar a los 2 millones de años.

Aunque este yacimiento se encuentra en fase inicial, los primeros estudios geológicos y geocronológicos apuntan a que se trata de una localización de gran importancia para el estudio de la evolución de los ecosistemas africanos durante los últimos 6-7 millones de años.

Este proyecto de investigación está autorizado por el gobierno de Eritrea, y ha sido financiado en su última campaña de 2016 por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y, en intervenciones anteriores, por el Ministerio de Economía y Competitividad. Asimismo, ha contado con la ayuda directa de la Fundación Atapuerca, que financia una ayuda predoctoral primero y ahora posdoctoral, al investigador eritreo Tsegai Medin. La Fundación Atapuerca gestiona actualmente la financiación aportada a este proyecto por la Fundación Palarq, que cofinancia la posdoctoral al mismo científico eritreo. La Fundación Palarq costeará durante los próximos tres años este proyecto gestionado por la Fundación Atapuerca.

© 2018 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad