#yomequedoencasa material didáctico

Atapuerca, un proyecto de éxito, estable y resilente


Por Javier Ortega Álvarez / Consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León

Un año más, llega el momento del cierre del periodo de excavación en los yacimientos de Atapuerca. Pero este no ha sido un año cualquiera, al igual que en todos los ámbitos de nuestra sociedad, esta campaña ha estado marcada por los estragos de la pandemia y por ello es momento de realizar, ahora más que nunca, un especial reconocimiento a la labor del gran equipo de investigación y de todas las instituciones que prestan apoyo a este proyecto.

Atapuerca es un punto de conexión entre múltiples actores. Un ejemplo de colaboración entre la Administración estatal, regional y local, fundaciones, universidades, investigadores, voluntarios y el público en general. Todos ellos han sido capaces de crecerse ante la adversidad y demostrar unión, superando las restricciones impuestas por las medidas de protección sanitaria y las limitaciones en cuanto al número de activos; y lo han hecho para no poner freno ni ralentizar una exitosa trayectoria que dura ya más de 40 años y que ha convertido a Atapuerca en una de las más destacadas señas de identidad cultural de nuestra tierra.

Este año, por lo tanto, se ha demostrado especialmente que Atapuerca es un proyecto estable y resiliente, con capacidad de sobreponerse a circunstancias adversas. Esta facultad de adaptación pone de manifiesto, además, que Atapuerca es un punto de conexión entre el pasado, el presente y el futuro. Aquí conectamos con el pasado de los homínidos de varias especies y con la evolución que ha hecho al ser humano como es. Con el presente, por el afán de conocimiento y el cuestionamiento permanente sobre lo que somos, siendo este, quizá, uno de los rasgos más distintivos del ser humano. Y enlazamos también con el futuro de la construcción de la nueva ciencia y del trabajo de investigadores, que tal vez aún no hayan nacido, que recibirán un legado de trabajo y de materiales para revisar, cuestionar y completar durante las próximas décadas. Debemos mirar a ese futuro con especial ilusión.

La campaña de excavaciones del año 2021 coincidirá con dos eventos clave desde el punto de vista cultural: el VIII Centenario de la Catedral de Burgos y el Año Santo Jacobeo. Se trata de una irrepetible y gran oportunidad para poner en valor la unión de los tres Patrimonios de la Humanidad que tenemos en la provincia de Burgos, aumentando aún más su visibilidad y capacidad de atracción cultural, turística y de activación de la economía local, cuestiones estas que contarán con el apoyo decidido de la Junta de Castilla y León.

Concluyo con el deseo de que la próxima campaña se pueda realizar con normalidad y con la certeza de que Atapuerca seguirá siendo un lugar de debate científico, de creación y difusión de conocimiento, un lugar donde el patrimonio cultural será capaz de contribuir activamente al desarrollo territorial y continuará siendo un elemento para situar a Burgos, Castilla y León y España en la cima del contexto global científico y cultural.