Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información

La mano moderna existía hace 1.850.000 años

Septiembre 2015

A lo largo de millones de años, las manos de nuestros antepasados han ido cambiando a medida que dejaban de trepar a los árboles y se convertían en bípedos. Como apuntan los investigadores, las manos son una de las partes de nuestra anatomía que mejor nos definen como humanos. Con los años, la mano fue evolucionando hasta convertirse en la mano actual que hoy tenemos los seres humanos, que nos permite manipular objetos de forma muy precisa. Esta evolución contribuyó paralelamente al desarrollo de la inteligencia. Por eso es tan interesante para los investigadores saber cuándo se produjeron estos cambios.

Un pequeño hueso de la mano (concretamente una falange) hallado el año pasado en la Garganta de Olduvai en Tanzania, sugiere que una mano parecida a la nuestra existía con anterioridad a lo que hasta el momento se creía. Así lo ha hecho constar un equipo de investigadores españoles, liderados por Manuel Domínguez-Rodrigo, investigador del Instituto de la Evolución de África (I.D.E.A.), que ha publicado este estudio en la revista científica ‘Nature Communications’, aportando nuevos datos sobre la evolución de la mano humana.

La falange pertenece a un individuo que medía entre 1,70 y 1,80 metros, que vivió al menos hace 1.850.000 millones de años, e indica que la mano moderna surgió entre 400.000 y 600.000 años antes de lo que se esperaba. La falange que se ha estudiado es recta, característica que define a la mano moderna. Cuando los homínidos no eran bípedos, las falanges de los dedos tenían una curvatura para poder agarrarse mejor a los árboles. El hecho de que esta falange sea recta indica que este homínido ya no trepaba. Hasta el momento, la falange más antigua con estas características era un fósil de hace 1,2 millones de años hallado en el yacimiento de la Sima del Elefante de la Sierra de Atapuerca.

© 2018 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad