Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
De izquierda a derecha: Andreu Ollé, Eudald Carbonell y Behrouz BazgirDe izquierda a derecha: Andreu Ollé, Eudald Carbonell y Behrouz Bazgir (Andreu Ollé / IPHES)

Privilegiada Kaldar

Marzo 2017

Las recientes excavaciones e investigaciones llevadas a cabo en la cueva de Kaldar (Irán) dirigidas por un equipo iranio-español encabezado por Behrouz Bazgir, investigador predoctoral de la Fundación Atapuerca, y Andreu Ollé (ambos del IPHES) han llevado al descubrimiento de una de las evidencias culturales más antiguas de los Humanos Anatómicamente Modernos (HAM) fuera de África. Estos hallazgos únicos han sido recientemente publicados en Scientific Reports, una de las 10 revistas científicas multidisciplinares más importantes del mundo.

Las investigaciones en el contexto arqueológico de la cueva de Kaldar sitúan a Irán en una posición cada vez más privilegiada en la arqueología paleolítica mundial. La recientemente excavada secuencia de la cueva ofrece evidencias del reemplazo de la industria musteriense, asociada usualmente a los neandertales, por la llamada industria baradostiense, similar a la auriñaciense y específica de los humanos anatómicamente modernos.

Además de ofrecer la posibilidad de estudiar la transición del Paleolítico medio al superior en los Montes Zagros, la cueva de Kaldar contiene uno de los ejemplos más antiguos de la existencia de humanos modernos en esta parte del mundo, y brinda datos de cómo estas poblaciones afrontaron condiciones medioambientales paleárticas que eran nuevas para ellos.

A la espera de obtener más dataciones radiométricas, los resultados obtenidos por Carbono 14 de la parte inferior de la secuencia de Paleolítico superior de la cueva de Kaldar ofrecen un rango de 36 mil a 54 mil años de antigüedad, las fechas más antiguas atribuidas a  una industria lítica producida por HAM en el oeste asiático.

Entre los resultados más significativos de la excavación de Kaldar están los datos que ponen en duda el cada vez más debatido rol singular del Levante mediterráneo como único origen de las dispersiones de los humanos modernos hacia Europa.

Resulta interesante subrayar que en el artículo han participado 19 autores internacionales, entre los que destacan investigadores tan acreditados como Eudald Carbonell (Fundación Atapuerca, IPHES y Universidad Rovira i Virgili de Tarragona), Jan van der Made (Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid), Marcel Otte (Universidad de Lieja, Bélgica) y Thomas Higham (Universidad de Oxford, Reino Unido). Además, esta investigación ha contado con la participación de Faranak Bahrololomi y Moloudsadat Azimi, colaboradores del Instituto Iraní de Investigación del Patrimonio Cultural y Turismo (RICHT), en el marco del acuerdo de este instituto con el IPHES.

Referencia:

Bazgir, B., et al., 2017. Understanding the emergence of modern humans and the disappearance of Neanderthals: Insights from Kaldar Cave (Khorramabad Valley, Western Iran), Scientific Reports 7, 43460. https://doi.org/10.1038/srep43460.

 

 

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad