Gracias, Fortu


Por Fundación Atapuerca

Marina Mosquera / URV-IPHES

Fortu se nos jubila. Sí, pasa el tiempo hasta para él, que siempre pareció que había hecho un pacto con el diablo, de tan ágil y fuerte que se ha conservado.

Fortunato Lázaro Alcalde, alias Fortu, es espeleólogo y desde 1974 forma parte del Grupo Espeleológico Edelweiss. Pero además de eso, Fortu ha sido quien ha materializado las infraestructuras y todas las facilidades que los excavadores de todos los yacimientos de la sierra de Atapuerca han necesitado a lo largo de las diferentes campañas para ejercer su trabajo. Junto con Antoni Canals y más recientemente con Quique Miguel, Fortu ha significado no pararse ante las dificultades logísticas: “si está Fortu, eso se puede hacer”, es la frase que frecuentemente nos ha planeado por la cabeza. Por eso, la Fundación Atapuerca y el Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) pierden a un gran operario y a un gran apoyo.

Fortu es de muy, muy buena pasta, a estas alturas, y a mi modo de ver, es de las mejores cosas que se puede decir de alguien. Eso sí, ¡nos vamos a quedar más a gusto cuando tengamos que pedir destornilladores y no parezca que los tiene que pagar el interfecto de su propio bolsillo…!

Contamos contigo en tu nueva etapa de “voluntario”