Jornada de educación y convivencia en la sierra de Atapuerca


Por Fundación Atapuerca

Mayo

El pasado 10 de mayo, setenta estudiantes del Bachillerato Internacional del Instituto de Educación Secundaria Cardenal López de Mendoza, de Burgos, y del centro de Educación Puentesaúco de la Fundación Aspanias, también de Burgos, compartieron una jornada de convivencia y medioambiente en los yacimientos de la sierra de Atapuerca. La actividad se enmarcó en el encuentro anual “Limpiemos la sierra”, organizado por la Fundación Aspanias y la Fundación Atapuerca, que después de catorce años se presentó con contenidos renovados, gracias al impulso de la Obra Social “la Caixa” y la Fundación Caja de Burgos.

La concienciación por el cuidado y respeto del patrimonio natural y cultural, y la apuesta por construir una sociedad cada vez más inclusiva y solidaria, han sido los motores de esta actividad de convivencia, educación, divulgación del patrimonio e inclusión social, pasando en esta edición a un segundo plano la recogida de residuos de la sierra, ya que cada año -por fortuna? se respeta más el entorno natural de los yacimientos.

Como novedad, los participantes tuvieron la oportunidad de realizar la primera visita guiada al sendero botánico adyacente a la Trinchera del Ferrocarril, que no se abrirá al público hasta el próximo verano. El guía de esta expedición fue Miguel Ángel Pinto -director del aula de medio ambiente de la Fundación Caja de Burgos- con la participación de técnicos de voluntariado ambiental de la misma entidad, que adaptaron la visita a los participantes en la jornada. Esta colaboración se enmarca en el convenio suscrito por la Fundación Atapuerca, la Fundación Caja de Burgos y la Obra Social “la Caixa”, para continuar con el proyecto de mejora y adaptación de los contenidos arqueobotánicos en el entorno de los yacimientos de Atapuerca. El recorrido por el sendero se completó con un taller de montaje y colocación de “hoteles” para insectos, que son habitáculos realizados con materiales naturales que sirven como lugar de refugio, reproducción e hibernación para estos invertebrados. Los “hoteles” que se instalaron durante esta jornada están dirigidos a la conservación de especies benéficas como mariquitas, abejorros, abejas silvestres, avispas solitarias, crisopas, tijeretas, mariposas y polillas. También ayudarán a determinadas especies de arañas beneficiosas para el acosistema.

A la jornada también acudieron la alcaldesa de Atapuerca, Raquel Torrientes; el presidente de la Fundación Aspanias Burgos, Miguel Patón; la coordinadora general del Museo de la Evolución Humana, Aurora Martín; el secretario del Patronato de la Fundación Atapuerca, José Mª R-Ponga; y Goyo Camarero, del equipo de gestión de Aspanias.