Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Mercedes Conde Valverde / UAHMercedes Conde Valverde / UAH

Nuevas investigaciones sobre Aroeira 3, un cráneo del Pleistoceno medio

Noviembre 2018

Durante la campaña de 2014, se recuperó en el sistema de cuevas de Almonda (Portugal) una calvaria incompleta (Aroeira 3) perteneciente a un individuo adulto que vivió hace aproximadamente 400.000 años, en el periodo denominado Pleistoceno medio, una cronología próxima a la estimada para la Sima de los Huesos de Atapuerca. Recientemente, se han publicado dos trabajos científicos sobre este individuo. El primero de ellos aborda el análisis de un hueso extraordinariamente complejo de estudiar: el laberinto óseo. Este elemento, que forma parte del oído interno, se encuentra en el interior del hueso temporal y solamente es visible mediante técnicas de reconstrucción virtuales. Gracias a las tomografías computarizadas de alta resolución (micro CT), se ha conseguido hacer visible lo invisible y así estudiar la morfología y medir los elementos anatómicos relevantes de este hueso de manera virtual. El estudio, liderado por Mercedes Conde Valverde (Universidad de Alcalá de Henares), y publicado en la revista especializada Journal of Human Evolution, revela que Aroeira 3 carece de los caracteres propios de los neandertales y es incluso más arcaico en sus caracteres que los individuos de la Sima de los Huesos. Los autores del trabajo sugieren que estas diferencias podrían indicar cierto grado de aislamiento demográfico, a pesar de la proximidad geográfica y la edad similar de los dos yacimientos. El segundo trabajo, liderado por Montserrat Sanz, de la Universidad de Barcelona, trata sobre el estudio tafonómico-forense del cráneo y ha sido publicado en la revista American Journal of Physical Anthropology. El análisis de los patrones de fracturación de Aroeira 3 revela que la mayor parte de las fracturas craneales tuvieron lugar tras la muerte del individuo, salvo una de ellas, que pudo producirle la muerte o producirse justo después de la muerte. Además, Aroeira 3 presenta pérdida de hueso en la región frontal que es compatible con un evento traumático. El cráneo humano se asocia a niveles de ocupación con abundantes herramientas, como bifaces, y restos de fauna consumidos por los grupos humanos, por lo que este hallazgo abre interrogantes sobre cómo llegó a depositarse en esta cueva y, por tanto, da pie a interesantes cuestiones relacionadas con las posibles prácticas mortuorias de las poblaciones del Pleistoceno medio.

Referencias:

Conde, M., et al. 2018. The bony labyrinth in the Aroeira 3 Middle Pleistocene cranium. Journal of Human Evolution 124, 105-116. DOI: http://doi.org/10.1016/j.jhevol.2018.08.003.

Sanz, M., et al. 2018. Taphonomic inferences about Middle Pleistocene hominins: The human cranium of Gruta da Aroeira (Portugal). American Journal of Physical Anthropology 167, 615-627. DOI: http://doi.org/10.1002/ajpa.23689.

© 2018 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad