Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Miguel Ángel Pinto explicando uno de los carteles del sendero botánicoMiguel Ángel Pinto explicando uno de los carteles del sendero botánico (Fundación Atapuerca)
Ana Isabel Ortega en el panel situado a la altura de Gran DolinaAna Isabel Ortega en el panel situado a la altura de Gran Dolina (Fundación Atapuerca)
Señales con información sobre las especies leñosasSeñales con información sobre las especies leñosas (Fundación Atapuerca)
Referenciado en

El sendero botánico adyacente a la Trinchera del Ferrocarril se inaugura con información sobre el conjunto arqueológico y las especies arbóreas

El sendero botánico que recorre el borde de la Trinchera del Ferrocarril de los yacimientos de la sierra de Atapuerca ha sido inaugurado como un lugar para dar a conocer el conjunto arqueológico y las principales especies arbóreas del entorno de manera auto-guiada.

El nuevo material incluye un panel informativo al inicio del sendero que incluye las pautas básicas a los visitantes, así como tres mesas interpretativas sobre los yacimientos de la trinchera, con información adaptada al público general, pero sin perder rigor científico y que deja abiertas las puertas a una ampliación de información si se desea.

En total, se han señalizado 12 especies de plantas leñosas (árboles y arbustos), incluyendo los árboles dominantes de la sierra, como la encina y el roble quejigo, y otros más singulares, como el cerezo de Santa Lucía y la sangueña. El sendero transcurre por un espacio en el que la transición del ambiente mediterráneo seco a otro más húmedo permite la observación de distintas especies.

Los paneles arqueológicos y señalización botánica se presentan en castellano e inglés y cuentan con un estilo unificado e integrado en el entorno, conjugando madera y metal de fácil mantenimiento y con previsión de una buena vejez

La remodelación del sendero es el resultado del convenio firmado en mayo entre la Fundación Caja de Burgos, Obra Social “la Caixa” y la Fundación Atapuerca, gracias al cual se han realizado acciones interpretativas (como adaptación de contenidos arqueobotánicos y la instalación de paneles de información) y obras de adecuación del piso y perimetrales. Todo ello ha mejorado notablemente la visibilidad, enriqueciendo así la experiencia de las visitas guiadas durante la campaña de excavación, que no pueden adentrarse en la Trinchera por el trabajo de los investigadores.

Esta labor forma parte de las pautas que el equipo director del proyecto Atapuerca ideó en 1995 para el desarrollo de estrategias de comunicación del entorno de los yacimientos. Desde entonces, se han ido desarrollando de manera total o parcial distintos elementos que facilitan a los visitantes una aproximación comunicativa a este importante espacio Patrimonio de la Humanidad.

A la inauguración, que tuvo lugar el 18 de julio, han acudido, entre otras personas, Baudilio Fernández-Mardomingo, delegado territorial de la  Junta de Castilla y León; Alejandro Sarmiento, director del Sistema Atapuerca Cultura de la Evolución (SACE); Rafael Barbero, director general de la Fundación Caja de Burgos; José Manuel Bilbao, director territorial de Caixabank en Castilla y León y Asturias; Miguel Ángel Pinto, director de las Aulas Medio Ambiente de la Fundación Caja de Burgos y Ana Isabel Ortega, miembro del Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) y del Grupo Espeleológico Edelweiss (GEE). Por parte de la Fundación Atapuerca, ha asistido Antonio Méndez Pozo, Presidente de la Fundación Atapuerca, José Mª Bermúdez de Castro, vicepresidente Fundación Atapuerca y codirector del Proyecto Atapuerca, y Eudald Carbonell, vicepresidente y director general de la Fundación Atapuerca y codirector del Proyecto Atapuerca.

© 2018 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad