#yomequedoencasa material didáctico

La sierra de Atapuerca confirma la presencia humana hace 1,4 millones de años


Por Fundación Atapuerca

Tras casi un mes de trabajo en los yacimientos de la sierra de Atapuerca, el Equipo de Investigación de Atapuerca ha clausurado la campaña de excavaciones con nuevos e importantes descubrimientos. El pasado 24 de julio se celebraba la tradicional rueda de prensa de fin de campaña en la Trinchera del Ferrocarril de la sierra de Atapuerca, en la que la Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Alicia García, y los codirectores de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, presentaron los principales hallazgos.

El descubrimiento más destacado de este año ha sido una pieza de industria lítica hallada en el nivel TE8 de la Sima del Elefante. Se trata de una lasca de sílex cretácico de hace 1,4 millones de años, que confirma la presencia humana en Europa Occidental en esas fechas.

Por su parte, del yacimiento de Gran Dolina se presentaron dos piezas relevantes de industria lítica, un bifaz de sílex de más de 400.000 años procedente del nivel TD10 y un chopper de arenisca de cerca de un millón de años del nivel TD4, que confirma la continuidad del poblamiento humano en Europa durante el Pleistoceno Inferior. Además, cabe destacar que en el nivel TD10 se han hallado más de 60.500 restos de fauna y 12.000 de herramientas líticas desde que se comenzó a excavar en 2004.

A pocos metros de Gran Dolina, en el yacimiento de Galería se han recuperado importantes restos de fauna y herramientas de sílex y arenisca. Entre los fósiles hallados cabe destacar el cráneo y la mandíbula de un león de 250.000 años.

con relación a la Cueva del Mirador, que ofrece una información muy valiosa sobre las poblaciones del Calcolítico, se presentó el hallazgo de un cráneo con una perforación perimortem en su parte posterior de un centímetro de diámetro, perteneciente a uno de los individuos del grupo humano que se ha excavado durante esta campaña. Hasta que no se estudie en profundidad no se podrá conocer qué causó dicho orificio, pero los codirectores adelantaron dos hipótesis: que el individuo murió como consecuencia de un trauma causado en el cerebro (bien por un acto violento o bien por un intento de curación), o que la perforación se realizara después de muerto por algún tipo de ritual funerario.

En cuanto al desarrollo de la campaña de excavación en Cueva Mayor, Juan Luis Arsuaga explicó que se ha centrado en realizar estudios geológicos y topográficos de los yacimientos de la Sima de los Huesos, Galería de las Estatuas y Sala de los Cíclopes. Estos trabajos son importantes para conocer su antigüedad y para tratar de entender la acumulación de fósiles de la Sima de los Huesos. De este yacimiento, se presentó a los medios de comunicación un fragmento de parietal humano que todavía se desconoce si pertenece o no a alguno de los cráneos hallados en campañas anteriores. Arsuaga recordó la trascendencia de los hallazgos de la Sima de los Huesos, y que se trata de un yacimiento único en el mundo que acumula el mayor número de fósiles de la historia. En cuanto al yacimiento situado en la entrada de la Cueva, El Portalón, se han finalizado los trabajos de excavación correspondientes al Calcolítico que se iniciaron en 2012, y se han descubierto los niveles neolíticos que se espera que en próximas campañas aporten nuevos datos sobre las primeras poblaciones de agricultores y ganaderos de la Meseta.

Durante esta campaña se han continuado las excavaciones iniciadas en 2012 en el asentamiento al aire libre de Fuente Mudarra. Se trata de un yacimiento con ocupaciones neandertales en el que se han recuperado herramientas de sílex y cuarcita.

No podemos olvidarnos de los trabajos que se realizan en las orillas del río Arlanzón a su paso por Ibeas de Juarros. Un equipo de unas 15 personas, dirigido por la Dra. Gloria Cuenca de la Universidad de Zaragoza, lava y tria cada año el sedimento originado en los yacimientos para recuperar la microfauna de Atapuerca. Este año, un grupo del Centro Puentesaúco de la Fundación Aspanias de Burgos participó un día en las tareas de lavado de material de los sedimentos.

Los codirectores aprovecharon la rueda de prensa para dar a conocer un relevante hallazgo que se produjo en la campaña de 2007 y que ha necesitado un delicado proceso de restauración antes de ser presentado. Se trata de una escápula infantil de Homo antecessor hallada en el nivel TD6 de la Gran Dolina que, una vez que se estudie, será expuesta en el Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos. Las labores de restauración han sido llevadas a cabo en el Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES), de Tarragona.