Sara: una chica de 450.000 años


Por Fundación Atapuerca

La campaña de 2018 ha sido rica en hallazgos, ya que se han encontrado fósiles de una gran variedad de animales de diferentes tamaños y restos de herramientas de piedra. Uno de los más marcados descubrimientos ha sido encontrar parte del cráneo número 16 en la Sima de los Huesos.

El cráneo, cuyos primeros fragmentos se han ido encontrando en anteriores campañas de excavación, va tomando forma y, sobre todo, va ofreciendo más información sobre esta especie. Las anteriores labores habían llevado a la luz la parte derecha. Este año, se ha podido extraer el maxilar izquierdo que contiene premolares y molares, el parietal (parte de la bóveda craneal) y el temporal (parte del cráneo donde se encuentra el oído) izquierdos.

Gracias a estos fragmentos se comienzan a comprender varias cosas. Se trata posiblemente del cráneo de una mujer adolescente, a la que el equipo ha apodado “Sara”. Este cráneo tiene cerca de 430.000 años de antigüedad, como el resto de la población de la Sima de los Huesos, y pertenece a la especie relacionada con los neandertales, tradicionalmente denominada Homo heidelbergensis, la misma a la que pertenece Miguelón (el cráneo número 5).

Los restos hallados son tremendamente complicados de excavar debido a la propia fragilidad de los mismos huesos. “Es raro que se conserve, y este año hemos tenido que dedicar parte de la campaña a excavar de manera muy fina y con mucho cuidado estas piezas”, comenta el codirector del Proyecto Atapuerca, Juan Luis Arsuaga.

Los restos de Sara se irán poco a poco uniendo. “Esperamos que la mandíbula se pueda completar en próximas campañas”, opina Arsuaga, y ocupará un puesto de honor en el Museo de la Evolución Humana.

Cómo podría ser Sara

Sara pertenece a una de las poblaciones que ocuparon Europa en un periodo denominado Pleistoceno medio, que abarca desde los 780.000 hasta hace 127.000 años de antigüedad. En este momento diferentes poblaciones humanas ocupaban Europa y, en concreto la población que habitaba Atapuerca dio lugar a los neandertales, que ocuparon el viejo continente durante buena parte del Pleistoceno superior.

Físicamente hablando, Sara, como los individuos de su especie, era probablemente de estatura media para los parámetros actuales. Se sabe la estatura de la población de la Sima de los Huesos podía rondar entre el 1,70 m para los hombres y 1,58 m para las mujeres. Además, si se parecía a los de su grupo, Sara habría sido corpulenta y robusta, con un peso de unos 58 kilogramos. La capacidad craneal estimada en este cráneo apodado Sara es de 1.236 cm3, estando el promedio de los cráneos de esta población en 1.232 cm3. Tendría la frente huidiza y llamaría la atención la ausencia del reborde óseo en la barbilla tan característica de nuestra especie.