El Equipo de Investigación de Atapuerca colabora con el proyecto de Montmaurin- La Niche (Francia)


Por Fundación Atapuerca

Abril 2019

José María Bermúdez de Castro / CENIEH

El 18 de junio de 1949 fue un día histórico para el Departamento de Haute-Garonne, en el sur de Francia. Esa jornada, el prehistoriador Raoul Cammas obtuvo una mandíbula fósil humana en el yacimiento de La Niche, muy próximo a la pequeña localidad de Montmaurin. Ese lugar forma parte de un pequeño grupo de cavidades cársticas, que fueron cortadas por la construcción de una antigua cantera. Aunque se han realizado algunas excavaciones esporádicas y se han publicado varios trabajos, los yacimientos no han sido explorados como se merecen. Es por ello que Amélie Vialet, con el apoyo de varios científicos, está intentando retomar las excavaciones y el estudio de los yacimientos. Un nutrido grupo de investigadores del Equipo de Investigación de Atapuerca formamos parte del núcleo principal, participando tanto en las labores del estudio del sistema cárstico, como de los fósiles humanos recuperados en los yacimientos. Entre los días 1 y 4 de abril de 2019 tuvo lugar un primer encuentro científico internacional en la bella localidad de Montmaurin, también conocida por su impresionante villa galo-romana. En el encuentro participamos 250 personas, donde debatimos sobre el estudio de yacimientos del Pleistoceno, pero también sobre aspectos de la historia reciente de la región. Una de las contribuciones mejor recibidas por los participantes en la reunión ha sido el ejemplo que supone la contribución de los yacimientos arqueológicos y paleontológicos de la sierra de Atapuerca a la dinámica económica y social de una región.