Los codirectores de Atapuerca reciben el galardón “Alubia de Oro·”


Por Fundación Atapuerca

Los codirectores de Atapuerca y vicepresidentes de la Fundación Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, han recibido el galardón “Alubia de Oro” del año 2019, que otorga la Asociación de Amigos del Hombre de Ibeas-Atapuerca (ACAHIA) de Ibeas de Juarros (Burgos).

Con este reconocimiento, ACAHIA pretende agradecer el trabajo de los galardonados ofreciendo el producto que mejor identifica a la localidad de Ibeas de Juarros: la alubia roja, un producto de color morado que es conocido por su calidad excelente y por ser el ingrediente principal de uno de los platos más representativos y típicos de la cocina burgalesa, la olla podrida.

La entrega de la “Alubia de Oro” se celebró en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Ibeas de Juarros el pasado sábado 19 de octubre y contó con la presencia de muchos vecinos de la localidad, con representantes de administraciones locales y regionales, así como con personalidades vinculadas a los yacimientos y a la Fundación Atapuerca. José María Bermúdez de Castro, Eudald Carbonell y Rebeca García, en nombre de Juan Luis Arsuaga, fueron los encargados en recoger este premio. En sus palabras de agradecimiento, reconocieron el gran y decisivo trabajo que hace esta asociación y le desearon una larga vida. Seguidamente, se celebró una "alubiada" de Ibeas, el plato que mejor identifica a Ibeas de Juarros.

ACAHIA nació en 1990 ante la necesidad que tenía entonces Ibeas de Juarros de arropar los yacimientos de la sierra de Atapuerca y hacerse eco de la importancia y la relevancia mundial que hoy tiene toda la labor que ahí se realiza. Con la intención de valorar el trabajo de estas personas surgió la idea de agradecer su esfuerzo con un reconocimiento, el de la “Alubia de Oro”, que se ha manifestado en forma de galardón.

En las dos primeras ediciones se otorgaron a los impulsores de la asociación ACAHIA. De este modo, la primera “Alubia de Oro” se entregó en el año 2008 al Profesor Emiliano Aguirre, primer director del Proyecto Atapuerca. Un año después, recayó en el carmelita Fernando Domingo, fundador de la asociación. En 2013, el Grupo Espeleológico Edelweiss recibía en su tercera edición este galardón.